Fernández Vara destaca que el Plan de Empleo Joven primará a las empresas que se comprometan a ofrecer salarios decentes


El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha destacado este martes que el Plan de Empleo Joven primará a las empresas que se comprometan a ofrecer salarios decentes, “salarios que vayan acompañados de las características, las condiciones y los derechos laborales correspondientes”.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha realizado estas declaraciones en Mérida, donde ha participado en la Jornada de Presentación del Plan de Empleo Joven.

En este sentido, el presidente ha señalado que una de las cuestiones con la que está profundamente comprometido es la de trabajar para acabar con la precariedad laboral.

“La brecha salarial es uno de los grandes problemas de esta sociedad”, ha insistido Fernández Vara, quien ha subrayado que desde este Plan no se van a fomentar políticas de infrasalarios.    

Fernández Vara ha asegurado que este Plan tiene la pretensión de acertar en los tratamientos, por lo que parte de unos “buenos diagnósticos”. Por ello, el responsable del Gobierno regional ha aseverado que “éste no es un plan más, ya que no estamos en una situación cualquiera de la historia de nuestra región y no podemos restar importancia a lo que de verdad la tiene”.

16,6 MILLONES DE EUROS

El Plan de Empleo Joven comenzará a funcionar con 16,6 millones de euros, de los que la mitad estarán destinados a incentivos a la contratación de jóvenes. Así, la Junta de Extremadura pondrá a disposición de las empresas, las personas emprendedoras y de los centros tecnológicos extremeños 8,3 millones de euros para que den una primera oportunidad laboral a recién titulados.

Este plan posibilitará que los recién titulados, en función de su cualificación, puedan optar a contratos de entre 900 a 1.500 euros mensuales. Se podrán beneficiar los jóvenes de hasta 30 años que tengan una titulación universitaria, de Formación Profesional, y los que dispongan de Certificados de Profesionalidad.

Además, este nuevo plan de la administración regional hará un esfuerzo importante para fomentar el empleo de calidad, ya que impulsará la conversión de contratos en indefinidos. Cuanto antes se transformen en fijos los contratos en prácticas, más ayuda recibirán esas empresas y entidades por parte de la Junta.

La apuesta por la calidad en el empleo es una acción política necesaria para evitar la emigración de la juventud más cualificada. Por ello, la Consejería de Educación y Empleo impulsará especialmente la contratación de mujeres, ya que la brecha de género está muy presente en este nivel de cualificación.

La tasa de mujeres desempleadas jóvenes con titulación universitaria casi triplica a la masculina (18,2 por ciento, frente a 8,1 por ciento). Por eso, la contratación femenina conllevará mayor cuantía en las ayudas que se otorguen. A este programa se destinarán 4,1 millones de euros.

El Plan de Empleo Joven también se centrará muy especialmente en el fomento de la I+D+i. Cuenta con un programa para la contratación de personal de apoyo a la investigación, gracias al que se impulsará la contratación de titulados universitarios y de Formación Profesional de grado superior. Está ideado para que esos jóvenes desarrollen proyectos de investigación tanto en la Universidad de Extremadura como en los centros tecnológicos de la región que trabajen con empresas privadas. Aquí se tendrán muy en cuenta los sectores estratégicos de la región. A este programa se destinarán 2 millones de euros.

Además, este programa va a fomentar el empleo en el ámbito de la innovación de las zonas rurales. Se detectarán las iniciativas emprendedoras viables y éstas actuarán a modo de “ensayo de empresa”, con tutorización especializada en todo su proyecto. Se concederá una beca de 4.200 euros por los seis meses de duración del proyecto. En total, esta línea contará con 2,2 millones de euros.

El resto de la cuantía del plan, 8,3 millones, se destinará a la orientación, la mejora de la formación y la alta capacitación de los jóvenes extremeños, para situarlos mejor ante las demandas del mercado laboral de Extremadura.

Las acciones formativas se centrarán en cursos avanzados de TIC y de idiomas, muy conectados con el empleo, así como en cursos de alta formación de postgrado, especializados en Economía Circular. Además, se ofrecerá una capacitación muy enfocada al desarrollo de proyectos de investigación, innovación y desarrollo.

La primera fase del plan, la de orientación, estará muy enfocada a atender, informar y tutorizar a los jóvenes y, a su vez, también estará muy conectada con sus inquietudes. Será imprescindible que en esta fase se consiga la implicación del empresariado extremeño y la corresponsabilidad social. En este primer paso del itinerario, también se trabajará para que los chicos y chicas refuercen sus competencias, habilidades y destrezas y se ofrecerá formación práctica para que ensayen esas nuevas habilidades adquiridas.

El Plan de Empleo Joven pretende beneficiar a 14.000 personas sólo en el primer año. Es una apuesta política clara por retener el talento, mediante el empleo de calidad, a la vez que se apuesta por mejorar la competitividad de las empresas y reforzar la estrategia de especialización inteligente al introducir el talento joven en el tejido productivo de la región.